Law Office of Marco Pacheco & Alfonso Couceiro

STAY INFORMED

Law Office of Marco Pacheco & Alfonso Couceiro

El gobierno pone en vigor nuevas reglas de asilo y le cierra la puerta a miles de inmigrantes

El gobierno de Donald Trump publicó un memorando donde explica las nuevas normas para interpretar la política de asilo en la frontera.


El memorando, publicado el miércoles en la página digital de la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS), precisa que el nuevo protocolo se basa en la decisión adoptada en junio por el fiscal general, Jeff Sessions, tras revertir la decisión del caso de una mujer salvadoreña, identificada con las siglas A-

B, que había sido golpeada y violada por su marido durante años.


Con esta decisión, Sessions impuso nuevas limitaciones a los pedidos de asilo de personas que huyen por violencia doméstica y de pandillas, fallo que desató fuertes criticas entre jueces, exmagistrados y abogados de inmigración.


Razones de asilo


El memorando subraya que los agentes de asilo de la USCIS deben guiarse por lo que dice la ley, es decir, que las únicas causas son persecución por raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un grupo social en particular u opinión política.


En su decisión de junio, Sessions ordenó a los jueces de inmigración que desestimen pedidos de asilo por violencia doméstica y de pandillas, dos causales que para el gobierno del Trump no están incluidos en los cinco motivos indicados por la ley.


Luego de revertir el fallo del caso conocido por las siglas A-B, un grupo de 15 exjueces de inmigración publicó una carta en la cual rechazaron la decisión e indicaron que el dictamen del fiscal general era “una afrenta al estado de derecho”.


“El reconocimiento de la Corte de Apelaciones (BIA) de que una víctima de violencia doméstica puede ser elegible para asilo como miembro de un grupo social en particular, fue la culminación de un proceso de 15 años a través de los tribunales de inmigración y la Corte de Apelaciones”, indicaron.


Los magistrados agregaron que “el problema fue certificado por tres fiscales generales diferentes (un demócrata y dos republicanos), quienes finalmente eligieron dejar la determinación final a los jueces de inmigración y al BIA” .


Qué cambia


Con el nuevo protocolo, a partir de ahora los agentes de asilo de la USCIS, una vez evalúen las solicitudes que se presenten en la frontera, rechazarán de inmediato aquellas peticiones basadas en violencia doméstica y de padillas.


Subraya el documento que la decisión de Sessions “anuló el precedente de la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA)” en el caso A-B, que consideró la violencia doméstica como una causa de asilo bajo el grupo de pertenencia a un grupo social en particular.


“Esto significa que la violencia doméstica y de pandillas no serán tomadas en cuenta ni para asilo, ni para una entrevista de miedo creíble y temor razonable”, dice José Guerrero, un abogado de inmigración que ejerce en Miami, Florida.


“Ninguna de estas dos causas ya no son calificadas para aplicar por asilo. Simplemente el gobierno no los dejará entrar. Le negarán el pedido de asilo. Y si lo dejaron entrar, pues igual se lo negarán, les darán una orden de procesamiento de deportación ahí mismo”, agregó.


Otras consideraciones


El memorando también detalla nuevas consideraciones que deben tener en cuenta los agentes de asilo. Por ejemplo, si un solicitante de asilo pide la protección del gobierno de Estados Unidos, debe demostrar que no se trata de un funcionario de gobierno y que el daño o sufrimiento fue infligido por personas o una organización que su gobierno local no quiere o no puede controlar, y que además el gobierno "condonó el comportamiento o demostró ser incompetente para proteger a la víctima”.


“Desgraciadamente esta nueva actitud de pedir más y nuevos detalles para argumentar y justificar un pedido de asilo, va a complicar el proceso para miles de personas”, advierte Jaime Barrón, un abogado de inmigración que ejerce en Dallas, Texas.


Barrón señala que “la intención del gobierno evidencia que trata de separar casos firmes de casos superfluos o con poca evidencia. El punto es que hay muchos casos firmes pero que lamentablemente, debido a la prisa con la que huyen miles de personas para salvar sus vidas, como lo hemos visto desde el comienzo de la crisis de 2014, los migrantes no traen pruebas suficientes pero sus casos son ciertos”.


La ley de asilo fue modificada por el Congreso el 10 de abril de 2005 durante el gobierno del republicano George W. Bush como parte de la ley del Ley ID o Ley de Identificación Verdadera. En ella se exige que los peticionarios de asilo presenten evidencias de cada argumento que expresen durante el proceso.

“Cada gobierno le da una interpretación más o menos severa a la ley, dependiendo de su ideología”, indica Barrón. “Durante los gobiernos conservadores la interpretación es más rigurosa, como ahora. El resultado será que más personas perderán sus casos de asilo y enfrentarán un proceso de deportación”.


0 Comments

Add Comment

View Details
Sold Out