Law Office of Marco Pacheco & Alfonso Couceiro

STAY INFORMED

Law Office of Marco Pacheco & Alfonso Couceiro

Tras orden ejecutiva de Trump, Inmigración hace más estricta esta popular visa de trabajo

El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anunció el jueves la publicación de un nuevo memorando de políticas internas que busca aclarar y hacer cumplir al pie de la letra un requisito esencial en la concesión de una de las visas más populares para trabajar legalmente en Estados Unidos.


La aclaración, que según la agencia migratoria responde a la orden ejecutiva proteccionista del presidente Donald Trump “Compra americano, Contrata americano”, concierne a los ejecutivos y profesionales especializados extranjeros transferidos a Estados Unidos dentro de una misma empresa con oficinas afiliadas en el extranjero.


A estos beneficiarios se les exige haber trabajado para dicha empresa por un año continuo en el periodo de tres años anterior a la presentación de la petición de la visa L1-A para ejecutivos o gerentes, y L1-B para profesionales con conocimiento especializado.


Los 12 meses de trabajo ininterrumpidos deben haberse efectuado en el extranjero. Pero hasta la fecha, debido al lenguaje de las leyes que rigen estas visas, los adjudicadores de USCIS a veces tenían dificultades en dictaminar si este esencial requisito se había cumplido.


“Esto ha sido particularmente problemático cuando los individuos fueron admitidos en Estados Unidos con otro estatus distinto al L-1 (por ejemplo, como un trabajador especializado H-1B, un estudiante F-1 o un cónyuge dependiente L-2 de un transferido) y solicitan cambiar de estatus a la clasificación L-1”, señala el texto del memorando.


A partir de ahora, tras la aclaración, los funcionarios de inmigración serán más estrictos en sus cálculos, y cualquier tiempo que el solicitante haya estado en Estados Unidos trabajando para esa empresa con otro estatus no contará en el cómputo de la petición.


Por lo tanto, “USCIS aclara que el punto de referencia apropiado para determinar el requisito de un año de trabajo en el extranjero es el día en que el peticionario [la empresa patrocinante] presenta la solicitud inicial L-1 en favor del beneficiario”, dice el memorando.


Especializados extranjeros que llevan muchos años con la misma empresa —algunos de estos en Estados Unidos— y por lo tanto, el año que trabajaron en el extranjero queda fuera del periodo de tres años. En ese caso, ya no calificarán a las visas L-1 y L-2.


Según el comunicado de USCIS, la agencia previamente no había proporcionado a sus adjudicadores orientación normativa específica sobre las políticas con respecto a las condiciones en las que el “conteo” de tres años puede detenerse.


“En apoyo a la orden ejecutiva ‘Compre Productos Estadounidenses y Contrate Estadounidenses’, USCIS está en el proceso de revisión de todos los programas de inmigración basada en el empleo a fin de eliminar el fraude y asegurar la consistencia en las adjudicaciones”, indicó la agencia.


Al firmar el decreto presidencial el año pasado, Trump declaró que “a partir de ahora la política del gobierno es promover agresivamente el uso de bienes hechos en Estados Unidos y asegurarse de que la fuerza laboral estadounidense sea contratada para hacer los trabajos”.


0 Comments

Add Comment

View Details
Sold Out